Desde el 1 de enero de 2017 se han reducido drásticamente los supuestos en los que las empresas españolas pueden aplazar impuestos y/o retenciones. La medida, prevista en la última reforma tributaria, tiene como objetivo aumentar la liquidad del Estado a corto plazo.

¿Ya no se puede fraccionar el IVA?

Uno de los casos más destacados en los que desaparece la opción de aplazar son los que afectan los impuestos repercutidos: el IVA. A partir de ahora, ya no se puede fraccionar el pago de la liquidación trimestral o anual de este tributo, lo que puede suponer un autentico quebradero de cabeza para muchas empresas españolas, que tendrán que recurrir a créditos para poder abonar la cantidad a abonar de forma íntegra.

Tampoco se podrán aplazar o fraccionar la mayoría de pagos a cuenta (os recomendamos que visitéis a vuestro asesor para más información). En resumen, y a nivel general, desde el 1 enero solo se puede aplazar o fraccionar el Impuesto sobre la Renda de las Personas Físicas (IRPF); el pago fraccionado trimestral de los autónomos personas físicas y el Impuesto de Sociedades.

¿La medida tiene carácter retroactivo?

La medida no tiene carácter retroactivo y no afecta los aplazamientos o fraccionamientos realizados antes del 1 de enero de 2017. Pero ojo: sí que afecta a todos los pagos a realizar a partir de la fecha, entre ellos la liquidación del cuarto trimestre del IVA del 2016, que se tramita a finales del mes de enero.

Desde Alexa System, consultoría informática especializada en Sage y software para empresas, os recomendamos que os acerquéis lo antes posible a vuestro asesor para que os informe de todas las novedades de la última reforma tributaria.

AGENCIA TRIBUTARIA

¿Estás preparado para trabajar en la empresa del futuro?

Alexa System

© 2018 Alexa System

info@alexasystem.es

Barcelona
Rambla Cataluña 53
93 864 97 61